Tamales de ceniza: conoce la receta tradicional

tamales de ceniza conoce la receta tradicional scaled

Los tamales son un platillo tradicional en muchos países de Latinoamérica, y en cada región se preparan de forma única y con ingredientes distintos. En México, una de las variantes más populares son los tamales de ceniza, también conocidos como tamales de acociles o de chapulines. Estos tamales tienen un sabor único y son muy valorados en la gastronomía mexicana debido a su técnica de preparación única. En este artículo te presentaremos la receta tradicional de los tamales de ceniza, para que puedas disfrutar de esta deliciosa preparación en casa.

Si eres un amante de la comida mexicana, seguramente has escuchado hablar de los Tamales de ceniza. Esta deliciosa receta se remonta a la época prehispánica, cuando los antiguos mexicanos utilizaban la ceniza de madera para cocinar sus alimentos. En este artículo, te enseñaremos la receta tradicional de los Tamales de ceniza, para que puedas disfrutar de esta deliciosa comida mexicana en la comodidad de tu hogar.

Tabla de Contenidos
  1. Ingredientes para los Tamales de ceniza
  2. Preparación de los Tamales de ceniza
  3. ¿Quién inventó los tamales de ceniza?
  4. ¿Cómo se llaman los tamales de Veracruz?
  5. ¿Qué son los uchepos y las corundas?
  6. Los uchepos
  7. Las corundas
  8. ¿Dónde encontrar uchepos y corundas?
    1. ¿Cuántos tipos de corundas hay?
  9. Corundas blancas
  10. Corundas dulces
  11. Uchepos

Ingredientes para los Tamales de ceniza

  • 1 kilo de masa de maíz
  • 1 taza de ceniza de madera
  • 1 taza de agua
  • 1/2 taza de manteca de cerdo
  • 1 cucharada de polvo para hornear
  • Sal al gusto
  • 1 kilo de carne de cerdo cocida y desmenuzada
  • 1/2 kilo de hojas de maíz para envolver los tamales

Preparación de los Tamales de ceniza

  1. En un recipiente grande, mezcla la masa de maíz con la taza de ceniza de madera y la taza de agua. Deja reposar la mezcla durante 30 minutos.
  2. Agrega la manteca de cerdo, el polvo para hornear y la sal al gusto, y continúa mezclando hasta obtener una masa suave y homogénea.
  3. En una olla grande, hierve las hojas de maíz durante 5 minutos, y después déjalas enfriar.
  4. Coloca una hoja de maíz en una superficie plana, y agrega una porción de la masa en el centro de la hoja.
  5. Añade una porción de la carne de cerdo desmenuzada encima de la masa.
  6. Envuelve la hoja de maíz alrededor de la masa y la carne, formando un tamal. Repite este proceso con el resto de los ingredientes.
  7. Coloca los tamales en una vaporera, y cocina durante aproximadamente 1 hora y media.
  8. Sirve los tamales calientes, acompañados de una salsa de tomate o cualquier otro acompañamiento que te guste.

Como puedes ver, la preparación de los Tamales de ceniza no es tan complicada como parece. Además, esta receta es una excelente opción para sorprender a tus amigos y familiares en una cena especial. Si quieres probar algo nuevo y diferente, no dudes en preparar estos deliciosos tamales.

Recuerda que la comida mexicana es parte de nuestra cultura y nuestra identidad, y cada platillo tiene una historia y un significado especial. Los Tamales de ceniza son una muestra de la creatividad y la sabiduría de nuestros antepasados, y debemos conservar estas recetas tradicionales para que no se pierdan con el tiempo.

¿Quién inventó los tamales de ceniza?

Los tamales de ceniza son una delicia culinaria muy popular en algunos países de América Latina, especialmente en México y Guatemala. Pero ¿quién inventó esta especialidad?

Según la leyenda, los tamales de ceniza fueron creados por los antiguos mayas, quienes utilizaban las cenizas de sus fogones para cocinar los tamales. La idea era que la ceniza le diera un sabor especial a la masa y que además ayudara a conservar los tamales por más tiempo.

Aunque esta teoría es bastante romántica, la verdad es que no hay pruebas históricas que la respalden. De hecho, los primeros registros que se tienen de los tamales de ceniza datan del siglo XIX, cuando los mexicanos comenzaron a prepararlos en la región de Oaxaca.

En esa época, los mexicanos se dieron cuenta de que la ceniza de los fogones de leña era muy efectiva para quitar la piel del maíz, lo que facilitaba la preparación de la masa para los tamales. Además, la ceniza le daba un sabor muy particular a los tamales, por lo que pronto se convirtió en una técnica muy popular en la región.

A partir de ahí, los tamales de ceniza se fueron extendiendo por todo México y posteriormente por otros países de América Latina. Hoy en día, son una de las especialidades más apreciadas de la gastronomía latinoamericana.

¿Cómo se llaman los tamales de Veracruz?

Los tamales son uno de los platillos más emblemáticos de la cocina mexicana, y cada estado tiene su propia versión y nombre para este delicioso manjar. En Veracruz, los tamales se conocen como zacamandú.

El nombre de los tamales de Veracruz, zacamandú, proviene del náhuatl "zacamitl", que significa "tamales envueltos en hojas de zacate". Los zacamandús se caracterizan por estar envueltos en hojas de plátano y rellenos con una mezcla de masa de maíz, carne de cerdo y chile guajillo.

Además del relleno tradicional, existen otras variantes de zacamandú en Veracruz, como los de pollo, camarón, pescado o queso. También se pueden encontrar zacamandús dulces, rellenos de frutas como piña o coco.

Los zacamandús son un platillo típico de Veracruz y se pueden encontrar en puestos de comida callejera, mercados y restaurantes en todo el estado. Son una deliciosa opción para desayunar, comer o cenar, y se pueden acompañar con una salsa picante y una refrescante bebida de jamaica.

Con su mezcla de sabores y texturas, los zacamandús son una muestra más de la rica diversidad culinaria de México.

¿Qué son los uchepos y las corundas?

Los uchepos y las corundas son platillos típicos de la gastronomía mexicana, especialmente en el estado de Michoacán. Ambos son similares en su preparación, pero tienen algunas diferencias en sus ingredientes y presentación.

Los uchepos

Los uchepos son una especie de tamales de elote, hechos con granos tiernos de maíz y envueltos en hojas de la misma planta. Estos deliciosos tamales se pueden comer solos o acompañados de diversas salsas, como la de chile guajillo o la de jitomate.

La preparación de los uchepos es bastante sencilla. Primero, se muele el maíz con un poco de agua hasta obtener una pasta suave. Luego, se agrega manteca de cerdo, sal y azúcar al gusto. La mezcla se envuelve en hojas de maíz previamente remojadas y se cocina al vapor durante unos 40 minutos.

Las corundas

Las corundas son muy similares a los uchepos, pero se preparan con una masa más suave y se envuelven en hojas de maíz más pequeñas y alargadas. Además, su forma es más puntiaguda que la de los uchepos.

La preparación de las corundas es casi idéntica a la de los uchepos. La masa se prepara con maíz molido, manteca, sal y azúcar, y se envuelve en hojas de maíz remojadas. Se cocinan al vapor durante unos 30 minutos.

¿Dónde encontrar uchepos y corundas?

Los uchepos y las corundas se pueden encontrar en muchos lugares de México, especialmente en el estado de Michoacán. En la ciudad de Morelia, por ejemplo, hay numerosos puestos ambulantes que venden estos deliciosos tamales.

Además, muchos restaurantes y fondas en todo el país también ofrecen uchepos y corundas en sus menús, por lo que no es difícil encontrarlos si estás buscando probar la auténtica cocina mexicana.

¿Cuántos tipos de corundas hay?

Las corundas son un platillo típico de la región de Michoacán, México. Se elaboran a partir de una masa a base de maíz rellena de distintos ingredientes como queso, chile, pollo, entre otros. Pero, ¿cuántos tipos de corundas existen?

De acuerdo con expertos en gastronomía mexicana, existen tres tipos principales de corundas. Cada uno se distingue por su forma, sabor y relleno.

Corundas blancas

Las corundas blancas son las más comunes y se caracterizan por su forma triangular y su sabor neutro. Se elaboran con masa de maíz, manteca y sal. Pueden rellenarse con queso, chile o carne de cerdo deshebrada.

Corundas dulces

Las corundas dulces se elaboran con la misma masa de maíz que las corundas blancas, pero se les agrega azúcar y canela para darles un sabor dulce. Se rellenan con frutas como piña, guayaba o ate.

Uchepos

Los uchepos son una variante de las corundas, pero se distinguen por su forma cilíndrica y su relleno de elote. Se elaboran con elote tierno molido, manteca y sal. Son una delicia para los paladares más exigentes.

Ya sea que las prefieras dulces, saladas, con queso o con carne, ¡siempre habrá una corunda perfecta para ti!

En definitiva, los tamales de ceniza son un platillo que forma parte de la riqueza gastronómica de nuestro país. A pesar de que su preparación puede resultar un poco complicada, no hay nada como el sabor y la textura de unos tamales bien hechos. En este artículo hemos compartido la receta tradicional, pero es importante destacar que cada región y cada familia tiene su propia versión. Lo importante es conservar nuestras tradiciones culinarias y transmitirlas de generación en generación. Así que la próxima vez que tengas la oportunidad de probar unos tamales de ceniza, no dudes en hacerlo y disfrutar de este delicioso manjar.

Encuentra otras recetas y comidas que te pueden gustar

Go up

Usamos Cookies de terceros Más información